¡Tú puedes ayudarme!

Según la teoría de los seis grados, una persona del planeta está conectada a cualquier otra por una cadena de tan sólo cinco contactos y seis enlaces. Algunos estudios han probado que las redes sociales lo hacen aún más fácil, reduciendo el número de contactos a cinco, cuatro o incluso tres si en en vez de la Tierra en su totalidad reducimos el escenario a un país como puede ser España. Vamos, que el mundo es un pañuelo. Un ejemplo:

María entra a Busco curro de lo mío y le gusta tanto la página que decide hacerme un favor y compartirla en Facebook acompañada de un comentario que deja intrigados a 60 de sus 70 contactos:
"Mirad lo que ha hecho este tío, ¡hay gente pa' tó'!

Uno de esos contactos es Pedro, que ve el enlace y decide ver lo que María ha compartido.  Vaya, un tío oteando el horizonte desde un banco del parque en el spot principal... ¡a Twitter de cabeza! Y su tweet alcanza potencialmente a 273 followers.

"Echadle un vistazo a esto [email protected], #buscocurrodelomío. Por cierto, @Pepito, ¿tú no tenías un colega que se dedica al audiovisual y que había hecho algún trabajillo para agencias de publicidad?"

Y así, poco a poco, multiplicado por todos los contactos de todos los que os animéis a compartir, la historia se irá repitiendo y la página correteará por aquí y por allá con una probabilidad cada vez mayor de llegar a alguien que pueda darme una oportunidad. ¡Así de fácil! Por eso os pido que, si habéis pasado un rato agradable en Busco curro de lo mío, pinchéis en los botones de la derecha y la compartáis en vuestras redes sociales


P.D.:También concedo entrevistas a bogs, radios, televisiones, páginas webs... (ejem, ejem).
¡Mil gracias!